martes, 25 de octubre de 2016

Ship to wreck.

Quiero que me dejes volar.
Todos deberían de tener la oportunidad de volar lejos. O no, porque ya que puedes volar, ¿qué más da que vayas lejos o te quedes por aquí? sigues volando, sigues siendo inalcanzable.
Quiero que me dejes soñar.
Cada pestañeo irradia ganas de cumplir planes por los que nadie apuesta, pero, ¿qué son los sueños sin alguien que diga que eso no es posible? ilusiones.

Quiero que me dejes quererte o me dejes ir.

sábado, 22 de octubre de 2016

Sola no.

Acuéstate con alguien a quien le guste tanto Jason Molina que se sepa toda su biografía y trayectoria musical.
Alguien que te mire y sonría, haciendo que el tiempo se pare y no sea incómodo no decir nada.
Alguien a quien no le importe el reloj.
Alguien que te muestre lo que le apasiona en la vida con los ojos brillantes.
Alguien, a quien jamás le adivinarías la edad, porque sigue teniendo la ilusión intacta.
Ese alguien, quien te deja volar lejos, pero también te deja llevar contigo su olor en tus alas.
Ese alguien que jamás se cansa de hacerte reír.
Jamás.
Ni a las diez de la mañana ni a las dos de la madrugada.

Hay personas que nos marcan,
que nos ayudan a aterrizar con los dos pies. Hay personas que simplemente, sin tener que estar al 100%, están. Y quizá no todo sea tan bonito, ni tan fácil, ni tan..
Pero cambias, que al fin y al cabo es un sinónimo más suave de renacer y reinvertarte. Quien te ayuda a cambiar cuando ni tú misma quieres — o eso te crees — es quien de verdad merece la pena estar en tu camino. Ya he escrito muchas veces sobre la libertad, es un concepto que me apasiona, pero yo sola no puedo descubrir realmente qué es. Tampoco puedo conocerme a mí misma yo sola. Tampoco puedo decirle al mundo entero que..

(Sola, no)

sábado, 15 de octubre de 2016

Tú.

Tú, con tu moño deshecho, te comes el mundo.
Tú, con tu cara de sueño, enamoras al Sol y a la Luna.
Tú, que sonríes a los extraños, pisas fuerte y puedes con todo.
Tú, siempre con la mirada perdida, fijándote en detalles que nadie ve.
Tú, revolucionaria como tú sola, le dices adiós a los complejos.
Tú, que por donde pisas dejas estrellas, eres la envidia de cualquier astrónomo.
Tú, con el café a medio tomar, inventas mejores historias que los políticos.
Tú, que luchas y no te das por vencida, te da igual tropezar en sus críticas.
Tú, ríes sin importar quien te escuche.
Tú, llenas el mundo de color con tus pestañas negras.

Y aquí sigo yo, sin saber ni cómo te llamas ni qué quieres hacer con tu vida. Sólo se, que tus ojos reflejan rebeldía y ganas de vivir.